Construir el Futuro de la Empresa Familiar

 En Empresa Familiar

El pasado 28 de octubre tuve el placer de intervenir en la mesa redonda “Construir el Futuro” del XXII Congreso Nacional de la Empresa Familiar celebrado en Murcia.

El Congreso Nacional de la Empresa Familiar se ha convertido en unos de los encuentros empresariales más importantes de España. En esta ocasión, asistieron más de 500 personas representantes de las principales empresas familiares españolas, bajo el lema de “Un paso adelante”, haciendo patente el compromiso y la actitud de la empresa familiar española frente a los grandes retos que se le plantean al país.

Fue todo un honor participar en esta mesa redonda, junto con otros tres excepcionales empresarios familiares, en un intercambio de experiencias y opiniones muy enriquecedor.

Como Consejera de Empresa Familiar, quiero compartir algunas de las ideas expuestas en la mesa redonda sobre el futuro de la empresa familiar y el papel de las siguientes generaciones.

  1. Para mí, la empresa familiar es un proyecto empresarial común impulsado por la fuerza de una familia que comparte una visión y valores. Significa muchas cosas, unión, también responsabilidad y sobre todo compromiso.
  2. Las siguientes generaciones juegan un papel importante como agentes del cambio, para adaptarse al presente y futuro que viene. Para ello, es fundamental innovar y evolucionar respetando las raíces de la empresa, aceptando toda su historia (tanto lo perfecto, como lo menos perfecto), y reconociendo y agradeciendo al fundador y predecesores por su labor anterior.
  3. Un consejo para la siguiente generación es que sean auténticos y desarrollen la mejor versión de sí mismos, y a la vez puedan tomar la empresa familiar desde la libertad e ilusión, y no tanto desde una mera obligación.
  4. Una cuestión relevante para el futuro de las empresas familiares es que el futuro se construye desde el presente, por tanto, cada generación tiene que hacer sus deberes, y uno de ellos es preparar un entorno organizativo adecuado para asegurar la continuidad de la empresa.
  5. Por último, para construir ese futuro y dado que las empresas familiares tienen la capacidad de contribuir a una sociedad y entorno mejor, creo que es clave conectar con el propósito, con la razón de ser de la empresa y su contribución global. Todos nosotros podemos preguntarnos, ¿cuál es nuestro propósito y nuestra contribución?

Mi propósito es crecer y ayudar a otros a crecer, compartiendo experiencias y conocimientos, y disfrutando de cada momento. Desde Systemicall, queremos compartir cómo aplicar la visión sistémica en empresas familiares para que las relaciones fluyan con mayor bienestar y eficiencia entre los tres sistemas que confluyen en ellas, la FAMILIA, la PROPIEDAD y la GESTIÓN.

Con la visión sistémica, buscamos que cada miembro ocupe su mejor lugar en cada sistema, identificando cuáles son las mejores formas de relacionarse en cada uno de ellos. Más allá de soluciones lógicas o formales, realizamos procesos de integración y creación desde el enfoque sistémico, que cubren los aspectos racionales y emocionales, pues entendemos que es la vía para alcanzar soluciones duraderas y relaciones de futuro.

 

AUTOR: Inmaculada González Armero

Link relacionado: http://www.iefamiliar.com/congreso/#destacado

Deja un Comentario

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Utilizamos cookies de terceros para evaluar el uso que se hace de la Web y la actividad general de la misma. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información haciendo clic aquí.

Cerrar