La historia se repite

 En Dinámicas de equipo

¿Cuántas veces vemos que la historia de la empresa se repite? ¿O que la historia de la familia se repite?

Hace ya varios años me di cuenta de que determinados comportamientos o acontecimientos que se repetían en la historia de una familia o de una empresa iban más allá de la voluntad individual de las personas. Darse cuenta de ello y no querer repetir la historia no era suficiente para cambiarlo. De hecho, los intentos por evitar este tipo de repeticiones eran frustrados. Ir contra la historia de esa manera solo augura nuevas repeticiones.

Quería tener una explicación y saber cómo superar algunas repeticiones que impedían crecer. Fue así como llegué a la sistémica. La visión sistémica me abrió los ojos a ver más allá de lo individual y entender las relaciones e interconexiones con todo. Siempre digo, es como si me pusieran gafas y viera de manera más clara y amplia.

Muchas repeticiones que he vivido en primera persona y que he visto en familias, empresas y en nuestro entorno general, son patrones sistémicos. Gran parte de los problemas o dificultades que me consultan ya sea en el ámbito de empresas o en el ámbito personal-familiar incluyen algún tipo de patrón.

Para aterrizar este concepto de patrón, voy a poner un ejemplo. Imagina que estás en tu coche conduciendo en una rotonda. Y no estás solo, hay más coches en la rotonda que forman un grupo (un sistema). Hay una fuerza más grande que impulsa a que todos giren en el mismo sentido. Imagina que por un momento algunos de los coches desaparecen y entran nuevos coches que repiten los mismos movimientos de los anteriores. Imagina que te das cuenta de que estáis dando vueltas y vueltas a la misma rotonda sin avanzar. Imagina que quieres salir de la rotonda e intentas tomar una salida, pero de repente otro coche se cruza y hace que vuelvas a tu posición anterior dentro de la rotonda.

Más allá de la conciencia individual de una persona, existe una conciencia colectiva del grupo o sistema al que se pertenece. Esta conciencia colectiva marca unas reglas no escritas para la estabilidad y supervivencia del sistema como un todo, si es necesario a expensas de sus individuos. Por ejemplo, podría ser un posible mandato interno “que todos los coches del grupo estén juntos”, aunque ello implique dar vueltas a la rotonda sin avanzar. A pesar de ello, a veces es más fuerte nuestra necesidad de pertenecer al sistema y por ello renunciamos a nuestros deseos individuales en favor de esa estabilidad y continuidad.

Otras veces, sabemos que tenemos que salir de la rotonda, pero desconocemos cómo hacerlo. Tenemos miedo a dejar de pertenecer al grupo, miedo a enfrentarnos con ese que nos mirará mal, miedo a la soledad e incertidumbre. ¿Qué habrá después de la rotonda? ¿Será mejor o peor? ¿Qué nuevas rotondas me encontraré?

Y otras veces, simplemente surgen acontecimientos importantes (una enfermedad, una crisis, una quiebra, una competencia desleal…) que ponen en peligro el sistema como tal o cuestionan ese posible mandato. Estaríamos hablando de una tercera conciencia, la conciencia evolutiva. Esta conciencia avisa sobre lo que el futuro está pidiendo que necesita evolucionar. Aunque esos acontecimientos pudieran ser difíciles de afrontar, son una oportunidad para abrir nuevos caminos para avanzar.

¿Reconoces algún patrón que esté limitando el potencial del grupo u organización al que perteneces? El primer paso para trascender cualquier patrón es reconocerlo. Si has dado este paso, enhorabuena porque ya has recorrido parte del camino.

Si necesitas ayuda para trascender patrones, desde Systemicall estaremos encantados de acompañarte en ese camino. A través de la consultoría sistémica ayudamos a desbloquear los cambios necesarios en personas y organizaciones para crecer. Las dinámicas sistémicas permiten aflorar los posibles patrones obstructivos e iniciar movimientos para trascenderlos. También, formamos a personas y empresas para incorporar la mirada sistémica y sus principios para prevenir posibles patrones que limitan su potencial. Si te interesa saber más sobre patrones sistémicos, recomiendo la lectura del libro de Jan Jacob Stam “Alas para un cambio”.

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Utilizamos cookies de terceros para evaluar el uso que se hace de la Web y la actividad general de la misma. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información haciendo clic aquí.

Cerrar