El Feedback para mejorar y crecer

 En Metodologías

¿Sabías que el 20% de lo que aprendemos lo hacemos a través del feedback? Según el modelo desarrollado por M. McCall, R.W. Eichinger y M. Lombardo de la Universidad de Princeton:

  • el 70% del aprendizaje proviene de la experiencia y la práctica
  • el 20% se adquiere a través del feedback y comunicación con otras personas
  • y el 10% a través de la formación

El Feedback es la acción de dar información a una persona para ayudar a mejorar y crecer. En la medida, que una persona le dice a otra por ejemplo “enhorabuena por este trabajo” o “este trabajo podrías hacerlo mejor de esta manera” está dando feedback. Depende de cómo se haga puede tener un impacto positivo o negativo.

No todas las empresas son conscientes de la importancia de este tipo de conversaciones. No todas tienen una cultura y procesos de feedback. En muchas empresas donde el feedback es solo informal o improvisado, existe el riesgo que no siempre sea útil y constructivo o que no llegue a todas las personas. Frecuentemente, se desconocen las técnicas para dar y recibir feedback, provocando conflictos, desconfianza o desmotivación. Otras veces no se aprovechan las oportunidades que ofrece esta práctica para comunicar, motivar y alinear equipos hacia la consecución de un objetivo común.

Hace años tuve la oportunidad de crear e implantar de cero procesos de feedback en una organización de gran tamaño incorporando una visión más innovadora desde la perspectiva sistémica. También, de acompañar y formar a las personas para ponerlo en práctica. A día de hoy, los datos demuestran la contribución positiva que ha tenido en el desarrollo de la empresa y sus personas. Ha mejorado el sentimiento de pertenencia y compromiso con el objetivo común, permitiendo un mayor crecimiento y rentabilidad de la compañía.

Desde entonces, comparto esta experiencia y conocimientos ayudando a organizaciones a implantar el feedback dentro de su cultura. También, atendiendo consultas recurrentes como: “¿cómo le digo a esta persona que tiene mejorar?” o “diga lo que le diga a esta persona no hace caso, ¿qué puedo hacer distinto?”. Muchas de estas dificultades lo que afloran no es tanto la situación en sí misma, sino dificultades en las relaciones. Para ello, la visión sistémica es fundamental para aportar mayor conciencia y técnicas para abordar este tipo de conversaciones valientes.

“Desde dónde” se aborden este tipo de conversaciones es el punto de partida. Por ejemplo, si uno está “descolocado”, incluso las mejores técnicas para dar feedback no funcionarán. Ser consciente “desde dónde” no siempre es fácil pues no es un lugar en sí mismo, es el lugar interior de intención y posición desde dónde la persona actúa. En nuestras formaciones lo trabajamos desde la práctica, con casos y situaciones reales. Sin duda, por los cambios positivos de los participantes, merece la pena ser consciente de ello, pues marca la gran diferencia para conseguir los resultados esperados.

Comparto otras claves para implementar el feedback y que tenga un impacto positivo:

  • Si una persona siente que no pertenece al equipo u organización o no se siente reconocida, difícilmente estará abierta a mejorar y recibir feedback. Es imprescindible cubrir primero esa necesidad y fomentar la apertura al desarrollo y mejora continua. Para ello, hay que incluir a cada persona en su lugar, reconociendo sus logros, capacidades y contribución. Por ejemplo: “Gracias por tu esfuerzo y contribución….”
  • Si solo ponemos foco en los logros y puntos fuertes, nos quedamos cojos para avanzar. Falta una parte del feedback relativa a los aspectos de mejora, los retos y los potenciales a desarrollar, que impulsen a la persona y organización a salir de su zona de comfort, a seguir mejorando y creciendo. Por ejemplo: “En el futuro me gustaría ver más de ti….”
  • Y por ultimo, hay que recordar que las personas son parte de una organización más grande que require una vision colectiva más allá de lo individual. Por ello, es importante comunicar hacia dónde va la empresa, cuál es el objetivo común y cómo puede contribuir cada persona. Por ejemplo: “Para conseguir nuestro objetivo común, la empresa necesita de ti…”

Desde Systemicall, acompañamos a organizaciones de cualquier tamaño o sector, a implantar el feedback en su cultura, a mejorar sus procesos de feedback y preparar a las personas en cómo dar y recibir feedback. Todo ello, buscando la mejora continua, el desarrollo y la contribución a la consecución de los objetivos de la organización.

Si tu empresa todavía no tiene implantado procesos de feedback, estaremos encantados de acompañarte. Y si tienes que abordar alguna conversación difícil, podemos ayudarte aportando una perspectiva diferente y nuevas soluciones.

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Utilizamos cookies de terceros para evaluar el uso que se hace de la Web y la actividad general de la misma. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información haciendo clic aquí.

Cerrar